Para muchos el parqueo, es una pesadilla para asistir al Quisqueya

estadio-quisqueya

SD. La temporada apenas ha disputado la quinta parte de su calendario, pero la abundancia de butacas vacías en los estadios vuelve a llamar la atención en una liga que no informa la asistencia, y en la que los equipos se rehúsan a revelar el número de abonados.

Qué factores influyen para que a dos equipos populares de una megápolis con más de tres millones de personas, les cueste llevar 10 mil personas sigue sin encontrar respuestas.

Una que sale a relucir en las encuestas científicas y debates informales son las dificultades de estacionamiento en el parque Quisqueya.

Un recorrido de por los alrededores de la casa del Escogido y el Licey, consultando fanáticos en los parqueos internos y en las calles que rodean el recinto y sirven de complemento, confirmó las dificultades que afrontan miles de seguidores para asistir en sus vehículos.

Juegan Águilas-Licey el primer choque de la campaña en la capital, es viernes por la noche, y el partido no cumple con las expectativas de llenar los 12 mil asientos.

Pero los 1,200 parqueos que dispone el recinto se agotan con rapidez, a pesar de la oscuridad en muchas áreas y las dificultades para ingresar y salir.

Afuera del estadio, los “parqueadores” controlan las calles y aceras; allí imponen las tarifas, que fluctúan entre RD$150 y RD$300.

“Uno viene a esto porque le gusta la pelota, pero lo que uno encuentra aquí es una incomodidad que le dan ganas de quedarse en su casa”, dice Alfredo Ramírez, un seguidor azul.

Parmenio Rodríguez, administrador del parque, explicó con impotencia que la falta de espacio radica en que parte del área que en principio estuvo utilizada para parqueos fue tomada por diferentes entidades.

Allí se instaló la Liga Mercedes, el coliseo de boxeo, la Oficina Técnica de Transporte Terrestre y el Ministerio de Obras Públicas.

“Tenemos una estructura menor que la de 1955, cuando no se comparaba el parque vehicular al de hoy”, dijo Rodríguez.

Se supo que los ejecutivos capitaleños trataron de negociar con la Plaza de la Salud para rentar una parte de los aparcamientos, pero no llegaron a un acuerdo.

Para un fanático que asiste al estadio en su vehículo, y compra una boleta de bleacher, si no encuentra parqueo tendrá que pagar más por estacionamiento que por el derecho a ver el partido.

Un muerto en atraco

Un raso de la Policía Nacional que, vestido de civil, asaltó al encargado del Pollo Rey que funciona en el Quisqueya, murió el sábado cuando enfrentó a miembros de la institución que patrullaban la zona.

Nelson Rosario, vocero de la PN, informó que el incidente se produjo cuando el empleado del negocio de comida salió del parque con una caja con RD$164 mil, vendidos durante el partido Águilas-Licey del viernes, y fue interceptado por los asaltantes.

El empleado privado, cuya identidad no se pudo identificar , lanzó la caja y huyó; los asaltantes la tomaron, pero en ese momento pasó una patrulla, e intervino, logró herir a uno, pero otro se marchó con el dinero.

El raso fue llevado a un centro de salud, y allí murió varias horas después. Rosario informó que el raso muerto conocía bien la zona, ya que había estado de servicio allí.

Comentarios